Follow by Email

Translate

martes, 20 de febrero de 2018

Capitulo 2 de una obsesión.

Y pensar que lo que le ayudaba es en realidad lo que la pierde. Lo que la descoloca y le adelanta para impornerle sus propias reglas.
Cuan grande debe ser lo que me falta para quererme tan poco?- Se preguntaba.
Aquellos brazos no dejaban de ser la guarída perfecta para los fanáticos del camino corto. Punto en el cual necesitaba la mentira para no caer de nuevo. Un punto de apoyo decía ella .Aun que acababa siempre por desvelar el truco de la falacia con sus propios actos.
Él era pues un oasis en medio de tanta sequía, en el que ella no dejaba de ver tatuado por cada una de sus paredes la palabra "tranquilidad".
Eran aquellos ojos. Seguro. Aquella mirada que parecía estar contemplándole el alma.
O quizás eran aquellos labios, con un sabor a juego peligroso del que ella prefería hacer vista gorda de las consecuencias.

-Waisy-

No hay comentarios:

Publicar un comentario