Follow by Email

Translate

domingo, 19 de octubre de 2014

La claridad brillando por su ausencia una vez más

Grito. Grito con todas mis fuerzas,pero nadie me oye. Grito al silencio y le imploro que se apodere de mi mente y así cesar todas estas preguntas. Dudas a las que no hallo respuesta alguna. Como calmar las aguas después de una tormenta?
Hay más como yo. Gente perdida en sus propios mundos. Mundos que han ido creando a lo largo de todos estos años y que por alguna razón no encuentran la salida. No encuentran el camino del que se han desviado.
A pesar de ello nos sentimos solos.
A pesar de que hay más como nosotros, nos sentimos solos.

Curioso: cierra los ojos dos segundo y, cuando los hayas vuelto a abrir,descubrirás que el mundo ya ha cambiado de nuevo. El tiempo no espera. Es un hecho;una gran verdad. El tiempo es un gran enemigo de los perdidos. De todos aquellos que luchan por encontrarse antes de haberse dado cuenta de que han malgastado sus vidas en algo que nunca les ha pertenecido. El tiempo es el único que aplica sus leyes por igual.

Pregunta de examen en la academia de la adolescencia: ¿como saber cual es tu camino? El camino que debes escoger? El camino correcto para ti?

Harta ya de mojar mi almohada con lagrimas que buscan desahogarse,decidí dejar de buscar la solución para centrarme en el problema. Averiguar cual es su núcleo. Así pues me siento frente al espejo contemplando ese rostro perdido y, mi cabeza vuelve poco a poco a crear preguntas,preguntas y más preguntas. Como si de una de esas maquinas de producción se tratase. De repente mi mente se colapsa por unos instante y surge una imagen  nítida: el numero 19. Hola? Despierta chica! Es normal cuestionarselo todo. El hecho de no saber lo que quiero me impulsa a ello. Estoy en esa típica fase de revolución interior.
Es fácil decir: "Sé feliz", "Deja de preocuparte tanto". Lo difícil es conseguir apartar todo eso que sientes por dentro y hacerlo. Para nuestra desgracia la vida no viene con un manual de instrucciones ni con un simple mapa para poder guiarnos. Así que no! No es fácil apartarlo todo. Resetear mi disco duro y borrar esas preguntas que me atormentan. Eso si: lo intento. Intento disfrutar de esas pequeñas cosas que por alguna extraña razón te hacen sentir bien.
Sé lo que soy, y que todo lo que he conseguido ser ha sido por mi. Más eso no evita sentirme estar desorientada.

Y ahora que? Que hago? Dejo que la corriente me arrastre?

Lo único que consigue hacerme borrar esas dudas de mi mente es ese poder que me ha sido concedido. Quizás solo sea por unos instantes,pero son los mejores segundos del día.
Se trata de un poder que te traslada a otro mundo: al tuyo. He de sentirme afortudana por ello la verdad.
Pocos tienen el poder de convertir sus males en un puñado de notas que suenen con mucho "flou"
Pocos tienen esa puerta de salida que les saque fuera de este mundo tan subreal.
El baile es la única cuerda que me sujeta a esta realidad. Si! Una realidad surrealista. Y a medida que pasa el tiempo puedo ver que esa cuerda se va haciendo más y más fina.
Alguien una vez me dijo: "No pierdas la esperanza,pues eso es lo último que se debería perder" Ahora veo que por más que yo no quiera perderla,el tiempo siempre estará ahí para desgastar. A veces tan rápido que me asusta

Waisy.