Follow by Email

Translate

domingo, 1 de junio de 2014

¿Cuando sabes que has ganado la batalla:cuando el rival cae o cuando te sientes tu vencedor?

¿Por que,aún sabiendo que la batalla está perdida, seguimos al pie del cañón? Por qué tras tropezar tres veces con la misma piedra somos capaces de continuar el camino? ¿Por que tanta esperanza ante algo tan incierto como el futuro?
Acaso tanto creemos en los finales felices? O simplemente somos demasiado ingenuos?
Me asombra esa capacidad humana de hacer de lo imposible lo posible; esa fuerza y terquedad que a veces mostramos ante lo desconocido.

Esperanza,esperanza y esperanza: esa es la respuesta a estas preguntas. Y....de donde sale tanta esperanza en un ser humano? De la ingenuidad o del positivismo ?
Acaso aquel que sueña con conseguir ese gran sueño imposible que ha estado persiguiendo toda su vida resulta ser un ingenuo? o simplemente positivo?
Cuando sabemos exactamente que debemos dejarlo? ¿Que ese sueño ha pasado ya a la categoría de irreal o imposible?
A veces es difícil saber cuando estamos luchando en vano; cuando se ha acabado nuestra oportunidad o cuando es demasiado tarde....


...y es justo en este punto en el que me encuentro ahora.

Firmado. una chica perdida